Se cree que el servicio podría entrar en funcionamiento desde 2019.

Tras un sinnúmero de idas y vueltas, marchas y contramarchas, el Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) finalmente se implementará en Avellaneda, tal como lo venía reclamando el Municipio desde hace más de un año.

Así lo confirmó el intendente, Jorge Ferraresi, luego de reunirse con el ministro de Salud de la Provincia, Andrés Scarsi. A partir de ahora, los equipos técnicos de ambos gobiernos trabajarán en conjunto para que el servicio comience a funcionar antes del mes de enero.

En 2016, durante la gestión de la exministra de Salud, Zulma Ortiz, se habían establecido líneas de trabajo para la implementación del SAME en el Partido, pero luego del diseño de un plan de implementación no hubo mayores avances.

Leé también:  Mitos y verdades del cáncer de mama

En la propuesta original, Avellaneda contemplaba la apertura de cuatro bases operativas en puntos clave de la ciudad, que ya fueron construidas para acelerar el tiempo de respuesta ante situaciones de urgencias en la vía pública.

La discusión se centrará ahora en el financiamiento y los recursos humanos necesarios.