La iniciativa a cargo del Municipio de Lomas brinda clases semanales gratuitas a alumnos de escuelas públicas y privadas de todos los barrios, que son trasladados en micros hasta los predios y les realizan controles para prevenir enfermedades.

Por las piletas del “Guyo” Sember pasarán 1.198 chicos de 18 escuelas en los próximos dos meses.

El programa Aprendiendo a Nadar arrancó esta semana su séptimo año consecutivo de clases gratuitas para escuelas públicas y privadas de todos los barrios. A lo largo del año, la iniciativa del Municipio de Lomas tendrá la participación de 9 mil estudiantes de cuarto grado.

“Celebramos cada año este programa en el que los alumnos se encuentran con una propuesta tan completa como es la natación. Además de incluirlos en una disciplina deportiva y enseñarles distintas técnicas, su importancia tiene que ver con la revisación médica, trabajar con ellos en la prevención de las enfermedades y contar con un diagnóstico de todos nuestros chicos”, señaló el intendente, Martín Insaurralde.

Leé también:  Miles de chicos aprenden a nadar en las piletas del Municipio de Lomas

Desde el lunes, las piletas del Parque de Lomas recibieron a alumnos de los establecimientos educativos ubicados en la zona Oeste como las primarias Nº11, Nº18, Nº35, Nº43, Nº55, el Colegio Almafuerte y Parque Barón. En esta primera etapa, que tendrá ocho clases de una hora, al espacio ubicado en Molina Arrotea y Las Lilas concurrirán 1.602 estudiantes de 20 escuelas.

Las clases están a cargo de unos 40 profesores que guían a los niños para que aprendan a flotar y luego profundicen los diversos estilos.

Mientras que al Natatorio “Guyo” Sember (Alsina 1835) asistieron las situadas en el lado Este como la Nº8, Nº13, Nº30, Nº40, Nº50, Nº73, Modelo San José y Santa Rosa. Por allí pasarán 1.198 chicos de 18 escuelas en los próximos dos meses.

El programa se lleva a cabo de lunes a viernes -tanto en el turno mañana como en el tarde- bajo la coordinación de unos 40 profesores que guían a los niños para que den sus primeros pasos en el agua, aprendan a flotar y luego profundicen sobre los diversos estilos de nado.

Leé también:  Arranca una nueva etapa del Plan Aprendiendo a Nadar en Lomas

“Las clases son recibidas con mucho entusiasmo por los chicos y docentes que los acompañan a los natatorios. Desde la próxima semana se incorporan las Escuelas Especiales, que tendrán clases todo el año”, expresó el director de Deportes local, Facundo Suárez, quien estuvo supervisando el inicio del programa junto al subsecretario de Deportes, Horacio Tammaro.

Durante el desarrollo del plan, los participantes tienen traslados ida y vuelta en micro desde sus colegios hasta los predios, donde se les entrega un kit compuesto por una malla, mochila, gorro, toalla, dos barras de cereal y un jugo como refrigerio.
Por su parte, la Secretaría de Salud se encarga de los controles de rutina previos al ingreso a las piletas que constan de una revisión en los pies, axilas y cabeza para evitar el contagio de enfermedades.

Leé también:  Aprendiendo a Nadar: miles de chicos practican natación gratis
Paticiparán un total de 9 mil alumnos durante el año.

La primera etapa de la iniciativa incluirá a un total de 2.800 alumnos de 38 escuelas. “A cada una le damos la posibilidad de recuperar una o dos clases por si tuvieron alguna salida o acto escolar. El plan tiene tres etapas y la idea es alcanzar un total de 9 mil participantes”, agregó Suárez.

Más allá de los beneficios que proporciona para la salud, el programa lanzado en 2012 también sirvió en todas sus temporadas como captor del interés de los chicos en esta actividad y en su práctica profesionalizada.

A los que muestran un mayor entusiasmo y potencial se los invita a realizar cuatro clases más y, si los niños quieren y sus padres los autorizan, pueden sumarse a los entrenamientos de los equipos competitivos de natación que tiene Lomas.