Desde el arribo del entrenador, Lanús levantó su rendimiento y cerró el año con siete puntos sobre los últimos nueve en juego. “La paciencia del club me jugó a favor”, señaló el DT.
El técnico del Granate fue clave en la remontada del equipo.
El técnico del Granate fue clave en la remontada del equipo.

Tras perder los primeros tres partidos en este regreso al club, el entrenador de Lanús, Luis Zubeldía, pudo revertir el difícil momento que vivía el Granate y terminó el semestre en alza: obtuvo siete puntos de los últimos nueve en juego.

En este semestre, y luego de un comienzo con cinco derrotas en siete partidos, el Granate apenas perdió uno de los últimos ocho (tres victorias, cuatro empates y una derrota) y empezó a salir del fondo de la tabla de posiciones. Y Zubeldía fue clave en eso, ya que desde su contratación el equipo, de a poco, levantó el nivel y terminó de buena manera el semestre.

Leé también:  Lanús pisa fuerte en la Sub17

“Estoy conociendo más a los jugadores y eso es importante. Además, la paciencia de este club me jugó a favor para encontrar el once ideal. De a poco vamos creando un equipo con más tranquilidad”, señaló DT, feliz con la remontada de las últimas fechas.

Ahora, con otras expectativas e ilusionado con escalar en la tabla de posiciones, el Granate quiere despegar definitivamente en el 2019 para olvidarse del descenso y meterse en los primeros planos de la Superliga.