El Gobierno comenzó a ampliar la red de diagnóstico que ya funciona en seis provincias: Buenos Aires, Ciudad, Santa Fe, Córdoba, Chaco y Tierra del Fuego. Además sumaron a hospitales privados como el Austral.
Hasta ahora el Malbrán realizaba 330 testeos por día.

De a A partir de hoy el laboratorio del Instituto Malbrán no será el único que analizará los test para determinar si una persona tiene coronavirus. El Ministerio de Salud ya distribuye los materiales para diagnosticar el Covid-19 y otros hospitales de seis provincias se sumaron al proceso de estudio y de carga de los resultados que hoy tarda de 24 a 72 horas.

Según indicaron fuentes de la cartera sanitaria, se están repartiendo más de 57.000 kits y se capacitó personal de los 35 laboratorios de la red de influenza. Ya están incluidas a la red de testeo CABA, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Chaco y Tierra del Fuego

Leé también:  Se confirmaron 75 nuevos casos de coronavirus y solo tres provincias no tienen infectados

Además hay efectores privados que comenzaron a brindar este servicio. "En el Hospital Austral ya empezamos a realizar el testeo y detectamos dos pacientes -cuenta la doctora Wanda Cornistein-. En cuanto empezamos a procesar la muestra, los datos se incorporan en tiempo real al Sistema Integral de Información Sanitaria Argentina (SIISA)".

Algo muy importante es que se modificó la definición de caso sospechoso. Ahora se están estudiando prácticamente todas las neumonías que se internan.

"Hasta ahora, la definición de caso sospechoso estaba tan ligada a los viajes que nos iba a costar detectar la circulación local. De aquí en más, a todas las personas con cuadros respiratorios agudos graves que se internan se les hace el test, hayan viajado o no", explicó Gustavo Lopardo, integrante del comité que asesora al Poder Ejecutivo Nacional.

Leé también:  Mark Blumm murió a causa del Coronavirus

Si en los próximos días se analizan a 200 personas y aparecen casos sin haber viajado ni contacto con un viajero, entonces los especialistas comenzarán a considerar que "hay circulación comunitaria", precisan. Algo que en el Gobierno esperan que suceda.

A diferencia de la estrategia que puso en práctica Corea, que llegó a testear a 10.000 personas por día, aquí no se cuenta con esta cantidad de insumos. "No es que no tenemos nosotros -aclara Lopardo-. La demanda internacional es tan grande que no hay donde comprar. El país está adquiriendo todo lo que está disponible".