El intendente Gustavo Barrera dijo que los protocolos de prevención se cumplían y que había policías a la salida del boliche Le Brique.
"Como Intendente no puedo hacerme cargo de la educación de los chicos que vienen acá", sostuvo Barrera.

Al referirse al asesinato de Fernando Báez Sosa ocurrido a la salida del boliche Le Brique, el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, dijo que "los protocolos estaban" y que "fue un imprevisto que no se pudo evitar".

"Acá hay una cuestión que tiene que ver con la educación, con valores y un nivel de violencia social muy grande. En este caso había policías, pero no había indicios de que fueran a pelearse. Fernando estaba tomando un helado y lo agredieron sin mediar palabra", expresó el jefe comunal a Radio 10.

Leé también:  Pedirán que los dos rugbiers liberados vuelvan a la cárcel de Dolores

El funcionario comentó que "todos los geselinos estamos muy conmovidos con lo que pasó" y que tras conocerse el trágico hecho estuvo con los papás de Fernando y con la familia de los amigos del joven. "Como Intendente no puedo hacerme cargo de la educación de los chicos que vienen acá", sostuvo Barrera.

RENUNCIA. La madre de Máximo Thomsen, uno de los rugbiers detenidos por el homicidio agravado de Fernando Báez Sosa, renunció a su cargo como secretaria de Obras Públicas del Municipio de Zárate.

Se trata de Rosalía Zárate, quien alegó que no se encontraba en condiciones físicas ni mentales para continuar con su gestión.

Leé también:  Anuncian una marcha por Fernando, mientras investigan la participación de otro sospechoso en el crimen

Thomsen es imputado como "coautor" del crimen y junto a otros nueve rugbiers detenidos, este martes será llevado a la Alcaldía de la Unidad Penal de Dolores después que finalicen las ruedas de reconocimiento.