El técnico del Tricolor reflejó el sentimiento que invadió al equipo luego del gran triunfo ante Tigre en Victoria, clave para salir de los últimos puestos de la Zona B.
El entrenador de Brown de Adrogué describió el gran momento que vivieron sus jugadores en Victoria.

Brown se sacó una pesada mochila de encima. En un torneo irregular, donde los resultados le eran esquivos, el triunfo ante Tigre revitalizó los ánimos del plantel.

“La verdad que descomprime un poco. Además por la forma en que se lograron los tres puntos. De visitante y con un rival de la talla de Tigre. Más no podemos pedir”, resumió el entrenador Pablo Vico en diálogo con La Unión.

Por otro lado, el Bigotón resaltó el gran segundo tiempo de sus dirigidos: “No me animo a decir que fue lo mejor del campeonato, pero los muchachos pusieron ganas y tenían ese deseo de que no se les podía escapar el triunfo. Por suerte logramos cambiar la imagen. Llegaron al vestuario habiéndolo dejado todo, inclusive algunos de ellos llorando”.

Leé también:  Brown de Adrogué: elección de autoridades

El próximo sábado desde las 17, el Tricolor buscará el primer triunfo de la temporada en Adrogué frente a Defensores de Belgrano, con arbitraje de Pablo Echavarría. "A pesar de que estamos haciendo un campeonato irregular, merecemos tener cuatro o cinco puntos más, pero en las últimas fechas nos mató el tema de los penales en contra", sostuvo.

Respecto a este detalle, Vico precisó: "La decisión final siempre es del árbitro. Yo protesté el penal que le dieron a Tigre, pero después vi que fue. El cinco nuestro (Rodrigo Burgos) marca por afuera y no por adentro (a Carlos Luna). Pero también hay un penal a (Tomás ) Molina que increíblemente no se cobra. Son situaciones que vos decís "¿hasta cuándo?".

Leé también:  Vico sumó otro punto para enderezar el barco Tricolor