Pintura sobre madera, con una simple técnica de esténcil, ideal para principiantes.

 

Materiales:

  • Plato de madera
  • Acrílicos: azulino, negro, marrón africano, verde antiguo, rojo malvón, rosa, amarillo medio, verde claro, azul naval
  • Pinceleta, pincel redondo fino y pincel gastado
  • Esponja marina
  • Barniz acrílico mate

1. Resultado final:

2. Pintar el interior del plato con azulino. Dejar secar. Centrar el esténcil y con el pincel gastado pintar cada uno de los sectores con los colores sugeridos. Dejar secar.

3. Con un pincel redondo bien fino y negro, realizar pequeñas líneas y cruces contorneando todo el diseño, simulando puntadas. Utilizar la pintura a punto tinta.

4. Con el pincel redondo más cargado con acrílico negro, delinear la inscripción en la parte superior.