Con una técnica sencilla podemos renovarlas cuando estén deslucidas o en mal estado.

MATERIALES

  • Velas lisas
  • Barniz vitrificable Monitor
  • Parafina, alcohol y esponja
  • Acrílicos Monitor: blanco, amarillo imperio, siena tostada, marrón africano
  • Pincel redondo N°1

1. Resultado final

2. Limpiar la vela con un paño con alcohol para quitarle grasitud. Mezclar en partes iguales acrílico blanco y barniz. Aplicar con esponja cubriendo la superficie en forma pareja.

3. Mezclar nuevamente el barniz con acrílico amarillo imperio. Usando la esponja pintar la vela, dando golpecitos para descargar el color. Matizar zonas con toques de siena tostada.

4. Con pincel redondo y acrílico siena tostada realizar a mano alzada diferentes motivos de líneas simples, que pueden ser recreaciones de dibujos de estilo indígena. Dejar secar.

5. Para realzar los diseños, hacer líneas más oscuras simulando sombras. Con acrílico marrón africano delinear un costado de las siluetas. Modular los trazos ejerciendo más o menos presión con los pelos del pincel.

6. Derretir parafina a baño María. Una vez disuelta, tomar la vela por el pabilo, sumergirla y retirarla para que quede con brillo natural y que la pintura quede integrada y protegida.