Hay ocho efectivos detenidos y uno de ellos confesó haberle disparado durante un operativo en el que buscaban herramientas robadas y quisieron entrar a la casa de la víctima sin orden de allanamiento.
Hubo una protesta de familiares, allegados y vecinos frente a la comisaría local. (Foto: El Litoral)

Una adolescente de 17 años murió tras haber recibido un balazo durante un operativo en el que siete efectivos intentaron entrar en su casa sin la orden de allanamiento. Hay ocho policías detenidos, incluido el jefe de la Comisaría 5º, y uno de ellos confesó ante el fiscal que fue él quien disparó.

La joven se llamaba Silvia Verónica Maldonado y era madre de dos niños. "La Policía anduvo desde temprano en la zona, ya que a un vecino le habían robado una amoladora. A la noche, llegaron a mi casa y fueron atendidos por Silvia, quien les pidió que les muestren la orden de allanamiento", contó la hermana de la joven al diario El liberal de Santiago del Estero.

Leé también:  Asesinan a un subcomisario de un balazo en la cabeza en Villa Madero

Tras la negativa a dejarlos pasar, los policías habrían intentado pasar a la fuerza. “Ellos la han agarrado de los pelos y mis vecinos para defenderla comenzaron a tirar ladrillazos”, contó la madre de la joven, Paola Morales. "Cuando los vecinos tiraron los ladrillos, ellos sacaron sus armas y dispararon. Todo fue muy violento. El policía que le disparó me dijo: 'Mirame bien a la cara, yo soy el que le metió el 'cuetazo' a tu hermana", completó la hermana.

La menor había ingresado el domingo pasado en grave estado por un disparo en la cabeza al Hospital Independencia, desde el cual fue derivada al Hospital Regional, donde se confirmó que se encontraba en estado de muerte cerebral.

Leé también:  Exhuman para una reautopsia el cuerpo de la adolescente fallecida en San Miguel del Monte

Finalmente, el deceso de Maldonado se produjo en la madrugada de este martes, horas después de que se produjeran serios incidentes en el marco de una protesta de familiares, allegados y vecinos frente a la comisaría local.

El fiscal general de Santiago del Estero, Luis de la Rúa, confirmó las detenciones de los ocho policías que fueron secuestradas las armas y los vehículos usados por los policías.