Dale otra vista a tu vieja bandeja de caña. Con dos pinceladas y un individual con buen diseño, quedará súper actual.

MATERIALES:

  • Bandeja
  • Acrílico blanco, rosa fuerte
  • Individual plástico o lámina para decoupage
  • Barniz
  • Pinceleta
  • Pegamento universal

1. Resultado Final

2. Con cinta de enmascarar cubrir todos los sectores de unión de la bandeja que tienen hilo sisal, para protegerlo. Utilizando una pinceleta y acrílico blanco semi mate, pintar la base de la bandeja y los contornos de caña. Si ésta estuviera barnizada, lijar suavemente con lija fina para crear mordiente.

3. Una vez seca, retirar el enmascarado. Colocar cintas paralelas en el interior de la bandeja. Para calcular la separación equidistante de las cintas, tomar como medida el mismo ancho de la cinta de pintor. Colocar 3 cintas seguidas, retirar la del centro, y usarla para seguir calculando el espacio en las siguientes franjas. Con una esponja y acrílico rosa fuerte, pintar cada una de las franjas.

4. Dejar orear la pintura y retirar cintas. Dejar secar muy bien la pintura. Tomar acrílico blanco con el cabo del pincel y realizar puntos sobre las bandas pintadas. Hacer varios puntos con la misma carga de pintura, para lograr que éstos tengan diferentes tamaños. Dejar secar y proteger con barniz toda la bandeja.

5. Elegir un individual plástico con buen diseño (también pueden usarse láminas gruesas para decoupage, pero se debería controlar que las franjas pintadas no se trasluzcan a través del papel). Para darle mayor realce al diseño, aplicar líquido dimensional sobre cada imagen del individual. Dejar secar en posición horizontal.

6. Con pegamento universal, adherir el individual sobre la bandeja, aplicándolo bien centrado y derecho, en relación a las franjas pintadas. Si se utilizó una lámina para decoupage, aplicar varias manos de barniz al agua o sintético, imprescindible para proteger de manchas.