La joven ahora tiene 16 años y los hechos habrían ocurrido cuando ella tenía 12. La denuncia la realizó en la Comisaría de la Familia y de la Mujer de Esteban Echeverría.

Después de años de mantener todo en secreto, una adolescente de 16 años denunció que fue cuatro años atrás abusada en reiteradas oportunidades por un pai umbanda en un templo ubicado en el partido de Monte Grande, en el sur del Gran Buenos Aires.

Según relató la víctima, el religioso la citaba con la excusa de practicarle "trabajos de sanación": “Empecé a ir porque tenía un supuesto trabajo en mi espalda, lo cual era mentira. Solo fue una excusa para aprovecharse y hacer lo que se le cantara conmigo".

El infierno de la joven comenzó cuando empezó a concurrir al templo al que su papá pertenecía desde hacía unos 9 años. Juan M., el religioso acusado, no permitía que su mamá ingresara, sino que la hacía esperar afuera cada vez que asistía.

Leé también:  Violaba a su hijastra de seis años mientras la llevaba a la escuela

"El primer día me llevó a su habitación, me pidió que me sacara la ropa y al acostarme me empezó a dar masajes y besos en el cuello. Él era más grande que yo físicamente, no podía sacármelo de encima. A él no le importaba que mi cuerpo tiemble, que llore", relató.

A partir de ese momento, siempre según las palabras de Valentina, el pai empezó a mandarle mensajes. Le decía que la esperaba al día siguiente. "Yo no quería ir más, me sentía  mal. Pero no podía desautorizar a mi papá ya que es devoto de esa religión", dijo.

Cuatro años después, la adolescente se animó a acusar al pai umbanda y contar lo ocurrido: "Me costó muchísimo contar esto y mi hermana fue la primera en enterarse. Todas las noches dormía, lloraba y me cortaba los brazos".

Leé también:  Detuvieron a un hombre acusado de abusar de su hijastra de 12 años y dejarla embarazada

Hace un mes, de acuerdo a lo que relató, se encuentra con tratamiento psicológico. "Vivo con mi hermana porque mi supuesto padre al enterarse de esto no me apoyo. Su frase fue: ´Yo no me voy a meter con un brujo´", comentó.

Por si eso fuera poco aseguró que recibió amenazas por parte del presunto abusador: "Me amenaza con que me va a hacer algún tipo de ´trabajo´ con esa religión. Ellos hacen macumba y supuestamente pueden hacerte una maldad con tu propio nombre", detalló.

La denuncia fue realizada en la comisaría de la Mujer y la Familia del Distrito. Además, la víctima busca conseguir una orden de restricción perimetral por las amenazas recibidas.