Un toque actual para renovar el ambiente. Realizamos un cambio con arpillera, y te enseñamos un truco perfecto para impermeabilizarla.

MATERIALES

  • Arpillera
  • Esténcil
  • Acrílico marrón africano
  • Entela de Monitor
  • Pinceleta y pincel de cerda
  • Engrampadora
  • Tijera

1. Resultado Final

2. Tomar la medida del asiento a retapizar, calculando el excedente suficiente para sujetar en el revés. Cortar la arpillera. Centrar el esténcil elegido, sujetarlo con cinta y pintar con acrílico marrón africano y un pincel de cerda, descargando el excedente de acrílico, antes de ir sobre la tela.

3. Levantar el esténcil para verificar la correcta aplicación y si es necesario, hacer las correcciones. Retirar el esténcil. Dejar secar bien.

4. Con una pinceleta, aplicar una mano generosa de entela sobre todo el recorte de arpillera. Este producto funcionará como impermeabilizante, evitando las manchas y el deshilachado de la arpillera, facilitando la tarea de tapizar.

5. Centrar el diseño de la arpillera sobre el frente del asiento a tapizar. Dar vuelta. Colocar una grampa en un extremo, estirar bien la tela y engrampar en el opuesto. Hacer lo mismo en los laterales.

6. Una vez tensada la tela en los cuatro extremos, continuar engrampando en todo el contorno, tensando bien la tela hacia el interior. Recortar con tijera los excedentes de arpillera para darle prolijidad.