A través del reciclando una maceta plástica, y con simples pasos, se puede crear un personaje divertido para el dormitorio de los peques.

Materiales

  • Maceta plástica
  • Esfera de telgopor
  • Acrílicos Monitor: blanco, azul naval, calabaza, verde porcelana, negro, rojo malvón
  • Pinceles
  • Alambre de aluminio
  • Hilo sisal
  • Cinta de enmascarar
  • Pistola encoladora
  • Barniz mate Monitor

1. Resultado final

2. Lijar la maceta con lija fina, para darle porosidad. Pintar con acrílico blanco. Dejar secar. Enmascarar a la altura de la boca de la maceta, y pintar una franja en azul. Retirar la cinta y dejar secar.

3. Con blanco y un pincel redondo, realizar la inscripción deseada sobre la franja azul. Marcar con lápiz los ojos, la boca y la nariz, como simulando una zanahoria. Pintar los ojos y delinear la boca con negro.

4. Pintar la nariz con acrílico calabaza. Agregar una pizca de rojo al blanco para formar un rosa suave, y pintar las mejillas. Dejar secar muy bien y barnizar toda la pieza.

5. Cortar la esfera de telgopor por la mitad, y un tramo de alambre cuyo largo exceda unos centímetros la base de la maceta, para formar los auriculares.

6. Pintar las semiesferas ponceando con verde porcelana, con el pincel bien cargado para dar relieve. Dejar secar bien y barnizar. Insertar el alambre en las esferas. Hacer unos ataditos con hilo sisal.

7. Armado: pegar los ataditos de hilo sisal simulando el pelo. Pasarlos a través de los agujeros de la maceta, dejando el nudo en el interior y sujetar allì con un punto de pistola encoladora. Pegar los auriculares, colocando el adhesivo en el interior de las semiesferas.