El Municipio de Ezeiza les concedió un edificio para montar un cuartel en la localidad, con la idea de que puedan responder de forma más rápida ante cualquier urgencia.

Los Bomberos Voluntarios de Tristán Suárez finalmente consiguieron que sus reclamos se escucharan: el Municipio de Ezeiza les concedió un edificio en Spegazzini para montar un cuartel en la localidad, con la idea de que puedan responder de forma más rápida ante cualquier urgencia que se pueda producir en los barrios de la zona.

en Italia y Riachuelo, donde antes funcionaba a la Unidad Sanitaria Nº7.
en Italia y Riachuelo, donde antes funcionaba a la Unidad Sanitaria Nº7.

Hasta ahora, los Bomberos no tenían una dependencia en la zona y eso significaba que podían llegar a perder minutos vitales ante un incendio o una urgencia de grandes magnitudes. Por eso, días atrás habían montado un reclamo pacífico para exigir una solución a las autoridades de la Comuna.

Ante esta situación, el intendente, Alejandro Granados, lo convocó a una reunión y les entregó las llaves de un inmueble ubicado en Italia y Riachuelo, donde antes funcionaba a la Unidad Sanitaria Nº7.

Los servidores públicos se mostraron muy contentos por lo obtenido, recorrieron las instalaciones y ya se pusieron a diseñar el lugar para poder adaptarlo a sus necesidades.