Las autoridades siguen asistiendo a las familias damnificadas.

Hubo crecidas de arroyos en distintas zonas de la provincia.

Las intensas lluvias que afectaron a la provincia de Entre Ríos dejaron un saldo de un muerto, más de 30 evacuados y otras 1.600 personas asistidas. El Gobierno activó un comité de emergencia para atender a las familias damnificadas.

Un hombre falleció tras ser arrastrado por las aguas del arroyo Gómez, en Santa Elena, al que cayó cuando transitaba por la zona en medio del temporal. El Ministerio de Desarrollo Social precisó que las tareas de contingencia se realizan en forma articulada con los municipios para "ayudar y asistir permanentemente a las familias afectadas por las inclemencias del tiempo y las crecidas de arroyos en distintas zonas de la provincia".

Feliciano, ubicada en el norte de Entre Ríos, fue una de las ciudades más afectadas con rutas cortadas, arroyos desbordados, casas inundadas, calles anegadas, más de 300 milímetros caídos, 26 personas evacuadas y más de 100 asistidas.

Por su lado, la Dirección de Epidemiología advirtió que las constantes lluvias provocan la aparición de víboras en las localidades ribereñas, por lo que recomendó estar atentos y difundió un instructivo con las acciones preventivas ante eventuales mordeduras.