La Policía dice que se arrojó mientras escapaba tras cometer un robo. Pero la Unidad Fiscal de Instrucción caratuló la causa como "averiguación de ilícito".
El momento en que la Policía le pone las esposas al joven antes de trasladarlo a la comisaría de Marcos Paz.

Todavía no está claro lo que sucedió. Eso es lo que está tratando de determinar la Justicia. Un joven de 22 años fue detenido y luego liberado este domingo después de haber sido rescatado inconsciente de un arroyo en la localidad de Máximo Paz, partido de Cañuelas.

La Policía asegura que Elías Sauco se arrojó mientras era perseguido por un grupo de oficiales que lo acusaban de robar una vivienda en la calle Mendoza al 1100. Lo cierto es que la Unidad Funcional de Instrucción caratuló la causa como "averiguación de ilícito".

Leé también:  Por un caso positivo aislan a siete empleados de la empresa Molino Cañuelas

Fuentes policiales afirmaron que todo comenzó cuando el dueño de casa llamó al 911 para denunciar que un delincuente había ingresado a su inmueble a robar y luego escapó.

Ante esta situación, los agentes sostienen comenzaron a buscar al sospechoso. Siempre según la versión de la Policía, el joven habría sido localizado "a casi un kilómetro de distancia" donde ocurrió todo. "Al ver a los efectivos, se arroyó al arroyo", relataron.

Elías no sabía nadar, y se ahogó. Las autoridades de la fuerza de seguridad dicen que "personal del Comando Patrullas lo rescató y le realizó maniobras de RCP".

El joven fue asistido por los médicos de una ambulancia que se acercó al lugar y al constatar su estado de salud, fue esposado y trasladado a la comisaría de Máximo Paz.

Leé también:  Estaban reunidos en un templo evangélico de Temperley y terminaron demorados

Al presunto delincuente, entre sus sus prendas, la Policía dice que le secuestró "un pen drive que pertenecería al propietario de la vivienda que denunció el robo".

Pero hasta ahora lo que pasó para la Justicia es una incógnita.