Sobre una madera natural, la técnica de decoupage, eligiendo figuras que no pierden su colorido.

Materiales:

  • Pieza de madera
  • Servilletas de papel con diseño
  • Tijera y cola vinílica
  • Papel calco y carbónico
  • Pinceleta
  • Pincel chato N°8 y redondo N°2
  • Acrílicos: blanco, negro, siena tostada
  • Cepillo de dientes en desuso
  • Guantes descartables
  • Barniz al agua

1. Resultado final

 

2. Seleccionar una servilleta de papel con motivos de peces o a elección. Recortar las figuras por el contorno. Retirar de la parte posterior las dos capas de papel blanco.

3. Con un lápiz, marcar las siluetas de los peces sobre la pieza de madera, sobre el lugar en que se van a adherir. Pintar estos sectores con acrílico blanco y dejar secar.

4. Aplicar cola vinílica sobre las siluetas de los peces. Apoyar las figuras recortadas haciéndolas coincidir. Asentar con el pincel suavemente, desde el centro hacia fuera, evitando arrugas. Pincelar nuevamente con cola vinílica y dejar secar.

5. Realizar las inscripciones deseadas sobre papel calco, diseñando el espacio disponible en el cartel. Sujetar el papel sobre la pieza con cinta en el lugar elegido y colocar debajo el papel carbónico. Repasar con lápiz suavemente para transferir las inscripciones.

6. Con pincel redondo y acrílico negro a punto tinta, comenzar a delinear las letras y líneas transferidas. Dejar secar. Realizar pinceladas de manera decorativa en cada lateral del cartel.

7. Cargar acrílico negro apenas diluido con agua sobre un cepillo de dientes en desuso. Colocarse el guante y frotar las cerdas con el dedo índice para pulverizar la pieza con gotitas de pintura, para acentuar el efecto rústico de la pieza. Dejar secar.

8. Cargar un borde del pincel chato con acrílico siena tostada. Con la técnica de flotado, sombrear los contornos de la pieza de madera, la parte inferior de las figuras y bordes internos de las líneas de la inscripción, para dar mayor profundidad. Dejar secar bien y proteger con una mano de barniz acrílico mate.