Con un material tan simple y versátil como la goma eva, se pueden hacer estas vistosas flores para usar en decoración de tortas, centros de mesa o cortinas.

MATERIALES:

  • Goma eva roja y negra labrada
  • Tijera y cúter
  • Pinza de punta y pistola encoladora
  • Palillo de brochette
  • Esferas de telgopor pequeña y mini
  • Acrílico negro

1. Resultado Final

2. Con marcador o lápiz, dibujar los pétalos sobre la goma eva roja. Marcar cuatro medianos y cinco grandes. La forma entre ellos no tiene que ser exacta. Sobre la goma negra, marcar las hojas.

3. Sostener la zona del nacimiento del pétalo con una pinza para no quemarse y acercar la pieza sobre la hornalla a unos 20 cm. El calor la ablandará dándole una curvatura; dar vuelta el pétalo para que el calor vuelva a curvarla del revés.

4. Darle forma al pétalo con los dedos y ayudarse con una esfera pequeña de telgopor para combar el centro. Afinar los bordes mientras la goma esté caliente. Si la acercamos a la llama, tomará un color oscuro en los bordes. Modelar así todos los pétalos.

5. Con la pistola encoladora, comenzar a pegar los pétalos, utilizando como soporte un palillo de brochette. Comenzar con los cuatro pétalos medianos y luego rodearlos con los más grandes, de forma intercalada.

6. Dar movimiento con calor a las hojas y adherirlas con pistola encoladora sobre la base de la flor. También se pueden pegar algunas de diversos tamaños a lo largo del tallo.