Se trata de la empresa Arcynur SA que dejó a 35 personas en la calle. Mientras el desenlace del conflicto aún es incierto, el Gobierno local intimó a la empresa a que no avance con los despidos.
Los trabajadores el sábado fueron recibidos por el intendente Mariano Cascallares.

Hace una semana, la empresa Industrias Arcynur SA (ex Ran Bat) cerró sus puertas por la crisis y dejó a 35 trabajadores en la calle. Mientras el desenlace del conflicto aún tiene un futuro incierto, el Municipio de Almirante Brown le envió una carta documento a los dueños de la fábrica de baterías para que conserven los puestos laborales.

La situación en la compañía que funciona en el Parque Industrial de Burzaco “se veía venir” desde hace tiempo: las ventas de la marca se habían desplomado en los últimos dos años y en el último tiempo los directivos habían dejado de comprar insumos.

Leé también:  Más de 100 escuelas en la Feria Regional de Ciencias

Pero los operario nunca imaginaron que el escenario terminaría de esta manera, porque la firma aún contaba con clientes que sostenían su demanda cotidiano.

Lo que piden los operarios de Arcynur SA ahora es volver a sus puestos de trabajo o al menos cobrar las indemnizaciones si es que el cierre de la empresa no tiene vuelta atrás.

La semana pasada, a poco de iniciarse el conflicto, el Municipio de Almirante Brown le solicitó al Ministerio de Trabajo bonaerense que intervenga en el conflicto. Tras un encuentro desarrollado en la delegación local ayer se dictó la conciliación obligatoria.

En dicha audiencia se presentó el abogado de la empresa, y el delegado de la cartera laboral se comprometió a gestionar la cobertura de IOMA para los trabajadores.

Leé también:  Habrá asesoría jurídica gratuita a los vecinos en el Barrio Santa Rosa de Glew

En paralelo, el intendente Mariano Cascallares le elevó al presidente del Concejo Deliberante local, Juan Fabiani, un proyecto de ordenanza declarando de interés municipal a los puestos de trabajo de la empresa Industrias Arcynur SA.

El Gobierno comunal se comprometió a continuar desplegando la mayor cantidad de recursos y herramientas posibles para ayudar y acompañar a los trabajadores de la ex Ran Bat. Desde que se inició el conflicto, el Municipio viene a asistiéndolos a través de la intervención de las secretarías de Producción, Desarrollo Social y Salud.