Los intendentes de Quilmes y Avellaneda se reunieron para planear la reanudación de las 152 viviendas que comenzaron a ejecutarse en 2015, y que la administración de Cambiemos a nivel provincial y municipal abandonó sin terminar.
el barrio vulnerable que está bajo aislamiento sanitario estricto debido al brote de Coronavirus.
el barrio vulnerable que está bajo aislamiento sanitario estricto debido al brote de Coronavirus.

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, recibió hoy a su par de Avellaneda, Jorge Ferraresi, para analizar proyectos de urbanización de Villa Azul, el barrio vulnerable que está bajo aislamiento sanitario estricto debido al brote de Coronavirus.

"Hay un compromiso completo del Gobierno nacional y provincial para que los vecinos y vecinas de Villa Azul tengan mejores condiciones de vida. Queremos que este barrio, que comparten Quilmes y Avellaneda, sea igual de un mismo lado que del otro", dijo Mendoza tras el encuentro.

El presidente, Alberto Fernández, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se expresaron sobre la necesidad de transformar la realidad de Villa Azul y mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas.

Leé también:  Falleció Daniel Marconetto, reconocido médico terapista de la zona Sur luego de contraer Coronavirus

Mendoza y Ferraresi se reunieron con la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, María Eugenia Bielsa, para poner en marcha la urbanización completa del barrio.

"Jorge Ferraresi, con un Estado presente, logró cambiar el barrio durante las gestiones de Néstor y de Cristina Kirchner, mientras que del lado de Quilmes vimos el abandono y la desidia total de muchos años. Quiero decirles que, conjuntamente con Alberto Fernández y con Axel Kicillof, vamos a cambiar la realidad de Villa Azul", dijo Mendoza.

Fuentes del Municipio de Quilmes dijeron que durante el encuentro de hoy ambos jefes comunales ratificaron la importancia de trabajar juntos porque "el objetivo es retomar las obras de las 152 viviendas que comenzaron a ejecutarse en 2015, que la administración de Cambiemos a nivel provincial y municipal abandonó sin terminar, por lo que familias del barrio Villa Azul comenzaron a tomar las viviendas a partir de 2016".

Leé también:  Coronavirus: cómo es el aparato que adquirió Ezeiza para tener resultados rápidos

"La mayor parte de las tomas se dio en junio del año pasado (2019) cuando las empresas se retiraron definitivamente del lugar por falta de financiamiento. Al día de hoy las obras tienen un avance aproximado del 20%", explicaron las fuentes.

"Tenemos la responsabilidad de coordinar para poner en valor y mejorar Quilmes y Avellaneda", dijo Ferraresi.

Se consideró un plan de acción para utilizar el terreno en el que están las viviendas en ejecución y modificar la traza del Acceso Sudeste para generar espacios para casas.