Simple técnica de pintura, para darle color a un topiario muy decorativo.

Materiales:

  • Maceta de barro
  • Acrílicos: blanco, amarillo de cadmio, tierra sombra natural, verde claro, verde oscuro, rojo óxido
  • Pincel chato Nº4 y Nº8; pincel redondo Nº2
  • Pincel de cerda gastado
  • Barniz sintético mate
  • Pátina al agua:ocre

1. Resultado final

2. Transferir sobre la maceta el contorno de la etiqueta y pintar con blanco + pizca de amarillo de cadmio. Con verde oscuro, pintar el borde superior de la maceta. Dejar secar y calcar el topiario en el centro de la etiqueta.

3. Con un pincel gastado realizar un salpicado con tierra sombra natural sobre la etiqueta. Pintar la maceta del topiario con rojo óxido y los troncos con sombra natural. Para realizar el follaje cargar un pincel de cerdas gastadas con verde claro, y descargarlo con golpecitos circulares sobre las copas del árbol.

4. Sombrear con verde oscuro un costado de las copas del árbol, con el pincel gastado. Con sombra natural y un pincel chato, sombrear la maceta.

5. Con el mismo sombra natural y un pincel redondo, delinear los contornos de la etiqueta y entrar con la pincelada en distintos lugares, simulando rajaduras.

6. Cargar el pincel de cerda con un poco de blanco e iluminar las copas de los árboles sobre los bordes opuestos a la sombra. Del mismo modo, iluminar la maceta, marcando una línea de luz vertical. Dejar secar. Para despegar el diseño del fondo, oscurecer con sombra natural diluida todo el costado en sombra de la figura y base de apoyo. Dejar secar y proteger con barniz.