Miles de trabajadores de todo el país marcharán este jueves en rechazo a las políticas económicas del Gobierno. Piden frenar el ajuste y el tarifazo en lo servicios. Será la antesala a un paro general que aún no tiene fecha.
Coparán Plaza de Mayo.

Decenas de organizaciones sindicales, políticas y sociales se concentrarán mañana en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires, convocadas por las dos CTA con el objetivo de movilizar hasta el Congreso para exigir un freno en el ajuste económico a los trabajadores y al tarifazo en los servicios públicos.

“Es una movilización sin paro en horario del mediodía y creemos que será multitudinaria en Capital Federal, pero también en varias provincias, donde se armaron puntos de encuentro y movilizaciones”, sostuvo Ximena Rattoni, dirigente de la CTA Autónoma y del sindicato del personal jerárquico del gas. “A nivel global va a ser una jornada de protesta nacional, que será muy masiva y terminará en los próximos días con el anuncio del paro general”, enfatizó. Las dos CTa llaman a concentrar en Virrey Ceballos e Hipólito Yrigoyen, desde las 12.30.

Leé también:  Se quedaron sin trabajo y decidieron apostar a un bar

En paralelo, en Diputados la oposición intentará sesionar de forma extraordinaria para tratar un paquete de iniciativas para frenar el ajuste: se pedirá la  “emergencia productiva, aduanera, económica, financiera y tarifaria de las micro, pequeñas y medianas empresas” por un año; retrotraer tarifas de servicios públicos (agua, luz y gas), y que el Estado a tome medidas financieras para recomponer la capacidad productiva.

Por su parte, la CGT partirá a las 14 desde Once y llegará hasta el Obelisco, donde difundirá un documento pero no continuará hasta la Plaza de Mayo.