Para reciclar alguna que esté deslucida o para personalizar y regalar, con técnicas fáciles de modelado y pintura sobre porcelana.

Materiales:

  • Taza de porcelana
  • Alcohol
  • Masilla epoxi
  • Óleos o pigmento verde y naranja
  • Sorbete
  • Esteca
  • Acrílicos: rojo malvón, negro, amarillo imperio
  • Barniz vitrificable Monitor
  • Pincel fino

1. Resultado final:

2. Limpiar la taza con un paño embebido en alcohol. Mezclar en partes iguales los dos componentes de la masilla y teñirla con verde, agregando el pigmento al componente claro. Formar un rollito y enroscarlo en la asa. Alisar la superficie y calar los orificios decorativos con el extremo del sorbete.

3. Con la misma masilla modelar cuatro rollitos largos y aplanar los extremos. Pegarlos como “patas” rodeando la taza, presionando para que se adhiera la masilla. Realizar la cabeza con una bolita y abrir la boca con una esteca. Modelar los ojos en la masilla natural y la lengua con naranja. Adherir y dejar fraguar.

4. Para realizar los detalles de pintura, mezclar en igual proporción el barniz vitrificable con acrílico. Con la mezcla de rojo, pintar el corazón sobre la taza y con negro marcar las pupilas sobre los ojos de masilla.

5. Preparar el barniz con amarillo imperio y pintar la franja que cruza la taza. Dejar secar y pintar la inscripción deseada sobre ella. Delinear el corazón. Dejar secar y hornear 35 minutos a fuego mínimo en el horno de la cocina para fijar la pintura.