A los dos fallecidos en el Elizalde, se agregan dos casos: uno en Rosario y otro en Posadas, a raíz de un shock que afecta el funcionamiento de varios órganos.

Ya son cuatro los niños que fallecieron a causa de la bacteria streptococcus pyogene, la que comúnmente provoca angina y faringitis, pero que en su versión más tóxica puede matar. Los primeros casos que se conocieron fueron los del hospital porteño Elizalde, luego apareció uno en Rosario (6 años) y otro en Posadas (7 años). Y hay tres chicos graves. La Secretaría de Salud emitió un alerta epidemiológica para contener los brotes de la enfermedad.

Los dos primeros casos se confirmaron desde el Elizalde.

En su versión más tóxica, esta bacteria “invade la sangre” y causa un shock que afecta el funcionamiento de varios órganos. En pacientes pediátricos tiene una tasa de mortalidad de entre el 20% y 30%. Sin embargo, tratado a tiempo, el cuadro de faringitis “es muy fácil de detectar” y se puede confirmar la presencia de streptococcus pyogenes con una prueba rápida que se realiza en 30 minutos. El médico indica penicilina y luego de las 24 horas el paciente ya deja de contagiar. En el tercer día ya desaparece la fiebre y dolor de garganta.