El efecto se logra en pocos minutos y con una herramienta muy accesible. Es ideal para mesas, bibliotecas o escritorios de madera o fibrofácil que no tienen buen aspecto.

Ideas & Tips

Esta técnica se puede usar sobre cualquier superficie lisa. Sin embargo, es indispensable tener en cuenta que para lograr una buena imitación de madera, es fundamental que la pieza en que se utilice sea “creíble”.

Por ejemplo, sería impensable hacerlo en una pieza de zinc, cuyo espesor es muy delgado. Tampoco es recomendable realizarlo en superficies muy grandes,  no sólo porque resultaría a la vista muy cargado, sino porque en ese caso los listones tendrían que tener un largo real. En ese caso, deberían imitarse los “cortes” en la madera con detalles de pintura y clavos o tornillos para darle más movimiento.

Materiales

  • Acrílicos
  • Pinceleta
  • Lija
  • Gel retardador o extender
  • Barniz

1. Resultado final

2. Lijar la pieza a pintar y retirar el polvillo. La superficie debe quedar perfectamente lisa para facilitar el deslizamiento del veteador. Aplicar una base de acrílico de color claro, en la gama de la madera que se va a imitar. Dejar secar.

3. Mezclar acrílico de color más oscuro al de la base con una parte de gel retardador para acrílico. Los colores pueden elegirse a gusto, pero la gama de los siena (natural, tostada, o sombra natural) son las más adecuadas para simular los colores reales de la madera.

4. Aplicar la mezcla sobre la base clara, en el sentido en que se realizará la veta. La capa de pintura debe ser ligera y pareja, evitando acumulaciones de material. De este modo se asegura que la imitación de la veta no quedará desdibujada o deformada por el exceso de pintura.

Deslizar el veteador de goma sobre la pintura húmeda, desde un extremo al otro, arrastrándolocon un suave movimiento de vaivén. La zona curva, se debe pasar haciendo un efecto péndulo, cuanto más abierto sea el movimiento, más ligeras serán las curvas y viceversa. A su paso, irá quitando pintura, provocando el efecto de la veta de la madera.

5. Luego de cada pasada, limpiar el veteador de goma quitando el exceso de pintura con un paño húmedo, para evitar manchar la superficie al continuar la siguiente franja de veteado. De igual forma se debe lavar a fondo antes de guardarlo, hasta su próximo uso.

6. Continuar veteando la superficie, trabajando por tramos para que no se seque la pintura. Para intercalar otro tipo de veta, utilizar el borde dentado del veteador, que permite imitar la veta recta, sin los nudos de la madera. Una vez terminado el trabajo, proteger con barniz mate o brillante.