Durante los últimos días, el Municipio de Lomas llevó a cabo fumigaciones en calles, espacios públicos y zonas de presencia de mosquitos.
Utilizan camionetas y distintos tipos de maquinaria fija y manual.

Para evitar la proliferación del mosquito transmisor del dengue, el Municipio de Lomas continúa con las fumigaciones permanentes en espacios públicos de distintos barrios.

Los operativos se desplegaron en zonas de presencia de mosquitos, lugares específicos en los que se pueden generar focos y sitios que tienen mucha arboleda como el Parque Caaguazú de San José y sus zonas aledañas.

En cada jornada, las cuadrillas de la Secretaría de Medio Ambiente utilizan camionetas y distintos tipos de maquinaria fija y manual como termonieblas y vaporizadores. Las acciones también se desplegaron en el predio, los nichos y las bóvedas del Cementerio de Lomas, y en diferentes zonas de Santa Catalina y Budge.

Leé también:  Asesoran sobre documentación a los vecinos de Lomas vía WhatsApp

En algunos casos se articula con la Secretaría de Salud, que solicita la intervención en determinados domicilios o en algunos puntos donde detectan la presencia de roedores o muchos insectos. Además, se programan fumigaciones preventivas a partir de los pedidos que realizan los vecinos que observan problemas en la vía pública o alguna zona verde.

Son cuatro las recomendaciones difundidas por el Municipio para fortalecer la prevención. Tapar tanques, tachos y depósitos de agua; lavar bebederos, rejillas, canaletas y floreros con agua y cepillo; tirar botellas, bidones, latas, tapitas y todos los objetos que no se usan; y girar los recipientes que puedan juntar agua como baldes y colectores de aire acondicionados.

Leé también:  Lomas: preparan el centro de aislamiento de La Noria para el pico de la pandemia

A su vez, es importante colocar mosquiteros en puertas y ventanas; descartar las cubiertas de automóviles o ponerlas bajo techo; corroborar que no se acumule agua cada vez que llueve; y utilizar repelentes, pastillas e insecticidas.