El Fondo Monetario Internacional recortó a 3,3% sus previsiones de crecimiento de la economía mundial debido a una desaceleración generalizada y señaló que en el país seguirá la recesión, con una inflación estimada en 30,5%.
Lagarde le sigue dando malas noticias al país.

Según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía argentina se contraerá en 2019 un 1,2%, es decir, seguirá la crisis económica durante todo el año, mientras se aplican las políticas de ajuste social. El organismo estima que este año habrá una inflación de 30,5%.

Esto se da en un contexto amplio, donde el FMI recortó a 3,3% sus previsiones de crecimiento de la economía mundial debido a una desaceleración generalizada y señaló que en el país seguirá la recesión.

La lista de países cuyas previsiones fueron revisadas a la baja incluye a Alemania, Brasil, Estados Unidos, el Reino Unido, India y México, entre otros.

Según afirmó la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, el informe "proyecta una desaceleración del crecimiento en 2019 para un 70% de la economía mundial".

"La desaceleración es generalizada, especialmente en las economías más avanzadas", dijo el Fondo en su informe y explicó que si bien esperaba una desaceleración en los países en lo que la economía operaba por encima de su potencial, el parón fue mayor y parece estar relacionado con un empeoramiento de la confianza de los mercados, en parte por las tensiones comerciales.

El Fondo también recortó 0,6 puntos las perspectivas de crecimiento para América Latina a un 1,4% en 2019. Empero estima que la situación puede mejorar en 2020 con un pronóstico de crecimiento robusto de 2,4%, sólo 0,1 puntos por debajo de lo calculado en enero.

Según el FMI, las condiciones financieras en los mercados emergentes mejoraron a principios de 2019, pero siguen siendo más tensas que en octubre.