En el Gobierno buscan determinar por qué crecieron este tipo de llamadas.
El edificio de Telefe, ubicado en Martínez, tuvo que ser desalojado.

Después de un lunes marcado por una serie de amenazas de bomba a la Casa Rosada, el Congreso y cuatro estaciones de tren, hoy el Hospital Santojanni y los estudios de Telefé fueron blanco de esos llamados intimidatorios que obligaron a evacuar ambos edificios.

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, confirmó que la amenaza telefónica contra el Santojanni fue a las “a las 8.38” y aseguraba que había cinco artefactos en el hospital. Por protocolo, los pacientes del área de los consultorios externos tuvieron que salir del edificio hasta corroborar que no había ninguna bomba en el lugar.

Leé también:  Nueva amenaza de bomba en plena hora pico en el Roca, ¿qué pasó?

“Lo malo de esto es para los que van con sus turnos a atenderse. En lo que va del año detuvimos a tres personas por este tipo de denuncias falsas. Estamos haciendo las averiguaciones de rigor” para dar con los autores, remarcó el funcionario.

En los estudios de Telefé también tuvieron que ser desalojados por decisión de las autoridades luego de que una persona advirtiera que había colocado artefactos explosivos. Los bomberos realizaron las inspecciones de rigor y descartaron la amenaza.

Según fuentes oficiales, la inspección se extendió durante un plazo de 40 minutos y los trabajadores ya retomaron sus tareas habituales.

En la Casa Rosada siguen con preocupación el crecimiento de este tipo de amenazas y buscan determinar si se trata se trata de “bromas”, de un “efecto contagio” o de “inadaptados” que solo buscan molestar.

Leé también:  Evacuaron los Tribunales de Lomas por una amenaza de bomba

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró: “No vamos a permitir que alguien crea que puede asustar a la gente sin tener consecuencias. Ningún acto de este tipo va a quedar impune”.