El edificio funciona en el centro de Monte Grande y allí se controlarán las 24 horas las 150 cámaras que están instaladas en toda la ciudad.
La construcción del nuevo centro demandó más de dos años

Después de dos años de obras, finalmente fue inaugurado el nuevo Centro de Monitoreo de Esteban Echeverría, que funcionará en el exedificio de la Cámara de Comercio, desde donde se vigilarán durante las 24 horas las 150 cámaras de seguridad instaladas en los principales accesos y distintos puntos de la ciudad.

El espacio ubicado en la calle Parish Robertson al 140, entre General Las Heras y Rodríguez, en su sala central, dispondrá de 25 puestos de control operativo donde los operadores seguirán en tres turnos las imágenes de las cámaras seguridad y estarán conectados con la Policía.

El centro estará integrado por todas las áreas que intervienen en la prevención y la detección del delito y de todas aquellas vinculadas a situaciones de emergencia o de operatividad, como Defensa Civil, el SAME, el servicio de alertas meteorológicas, tránsito y logística, entre otros.

Además, en el edificio habrá un data center, sectores destinados al Centro de Atención al Vecino (CAV) y una sala de conferencias especial para reuniones del Comité de Crisis.

Las instalaciones estarán preparadas para crecer y adaptarse rápidamente y mejorar los tiempos de respuesta ante cualquier situación de urgencia.

El intendente Fernando Gray resaltó que “el Municipio continúa invirtiendo en seguridad para que todos los vecinos se sientan más seguros y en paz”.

A futuro, el plan del Poder Ejecutivo es incorporar nuevas cámaras que se sumen a las que funcionan en puntos clave de la ciudad para ampliar el control  y la vigilancia en las calles.

“Las instalaciones del Centro de Monitoreo están preparadas para incorporar hasta 400 cámaras”, explicaron desde la Dirección General de Informática de la Municipalidad. El objetivo a mediano plazo, no obstante, es llegar a las 300.

La intención es sumar cámaras de última generación 1ue tendrán un software incorporado para detectar patentes y reconocer si los vehículos tienen pedido de captura activo o no.