Pepe llegó a los 120 goles con la camiseta del Granate y se convirtió en el máximo anotador del club de todos los tiempos, superando a Luis Arrieta.
El grito de Pepe a Rosario Central, el histórico 120.
El grito de Pepe a Rosario Central, el histórico 120.

Este fin de semana, en el estadio que tantas veces coreó su nombre y frente al público que lo idolatra, José Sand se metió en la historia grande de Lanús. Con 120 goles marcados se convirtió en el máximo goleador del club y le puso una especie de moño a una carrera que empieza a transitar por sus últimos partidos.

Desde aquel primer tanto en agosto de 2007 frente a Estudiantes por la Copa Sudamericana hasta el que le marcó a Rosario Central en el empate de ayer por la Superliga: fueron 12 años -con sus interrupciones- de celebrar una y otra vez rompiendo redes rivales.

Leé también:  En la Copa, Lanús buscará sanar la herida del Clásico

“Uno lucha mucho para estas cosas, quedar en la historia de un club que me dio tanto es una alegría enorme, para mí y para toda mi familia”, señaló el goleador que superó la larga marca que traía desde la década del 40 otro hito de la historia Granate, Luis Arrieta.

En los números finos, Gimnasia de La Plata fue el club que más lo padeció: le convirtió nueve tantos. Pero también Racing (le hizo 7) y Banfield, el rival de toda la vida, al que le hizo seis. También le marcó la misma cantidad a River, Independiente y San Lorenzo. Es decir, cuatro de los cinco grandes lo sufrieron mucho.

Leé también:  Bravo y Di Plácido, en la previa del Clásico del Sur

A Boca le marcó cuatro goles pero, entre ellos, está el más importante para él. Fue cuando el Granate se consagró campeón en la Bombonera en 2007 por primera vez de un campeonato local. “Es el que más recuerdo. Fue un click para la institución, cambió mucho las cosas al club y la mía también. Empecé a ser reconocido y a jugar bien. Eso para mi es muy importante”, señaló.