Se vivieron momentos muy tensos cuando se iba a realizar la operación ya que hubo forcejeos con militantes "pro-vida" que intentaron impedir el paso de la camilla en la que iba la joven de 14 años hacia la sala de cirugía.

Los militantes "pro-vida" causaron los incidentes.

En medio de tensos incidentes, se le práctico un aborto a una adolescente de 14 años con discapacidad que fue violada en San Juan, en el primer caso legal de ese tipo en la provincia.

Por la violación de la menor, que padece un déficit mental, hay un hombre detenido como sospechoso.

Tras la operación realizada en el Hospital Rawson de la capital provincial en la que se interrumpió un embarazo de diez semanas, la menor descansa en el centro asistencial, mientras es contenida por el Comité del Maltrato Infanto-Juvenil.

Se trata del primer aborto legal que se realiza en una provincia que no adhirió al protocolo de Salud de la Nación dirigido a estos casos.

De esa manera, se dio cumplimiento a la Ley, amparándose en el artículo 86 Inciso 2 del Código Penal Argentino.

Para efectuar la operación, las autoridades provinciales se pusieron de acuerdo en los detalles para conservar las pruebas tendientes a determinar el responsable de la violación, además de cuidar los detalles para preservar la operación de la polémica suscitada en la provincia.

En el momento en el que se iba a realizar la operación, se produjeron forcejeos con militantes “pro-vida” que intentaron impedir el paso de la camilla con la menor hacia la sala de cirugía.

La denuncia de la violación fue presentada por la familia de la menor, de origen boliviano, ante el El Centro de Abordaje Integral de Niños Víctimas (ANIVI) y en el Juzgado de Instrucción de segunda nominación.

Por el hecho fue detenido un hombre de 32 años, llamado Marcelo Villalobo y también oriundo de Bolivia, propietario de la finca de la zona de Médano de Oro en la que trabajaba la familia de la joven.