El equipo de Marcelo Gallardo fue superior al puntero de la Superliga y se impuso con autoridad por 2-0, con goles de Juan Fernando Quintero y Alejandro Donatti, en contra.
Rafael Borré pierde con la salida de Martín Arias. River venció a Racing en el Monumental.
Rafael Borré pierde con la salida de Martín Arias. River venció a Racing en el Monumental.

River se quedó con el clásico de la 18° fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, al vencer al puntero Racing por 2-0 en el estadio Monumental. La Academia podría ser alcanzada este lunes por Defensa y Justicia (si vence a Argentinos), en la cima de la tabla de posiciones.

El equipo de Marcelo Gallardo marcó claras diferencias en el juego y se impuso por los goles de Juan Fernando Quintero, de tiro libre a los 31 minutos del primer tiempo, y Alejandro Donatti, en contra, a los 4 minutos del segundo tiempo. Fue expulsado Santiago Solari.

Leé también:  Borré: “No podemos acostumbrarnos a perder”

El Millonario pudo, y debió, haber sacado una diferencia mayor en el resultado al cabo de los primeros 45 minutos. Además del golazo de tiro libre de Juan Fernando Quintero, dispuso de tres ocasiones claras, todas en los pies de Rafael Borré que tuvieron mala resolución.

En una no encontró el perfil para definir, en la siguiente se topó con el arquero y con el partido 1-0 encabezó una contra que definió mal sobre el palo izquierdo. El mejor juego de River encontró tranquilidad con la perlita de Quintero. Parecía que el tiro libre iba en forma de centro, pero el colombiano le dio al primer palo y la clavó en el ángulo. Golazo.

Leé también:  Vuelta al trabajo y partida a Uruguay

¿Y Racing? Muy poco del puntero de la Superliga. Salió más a pelear que a jugar. Apenas tuvo una situación a través de Donatti y nada más. Se olvidó que tiene jugadores para aspirar a otras cosas, pero prefirió la cautela y el Millonario no lo perdonó. Lo bueno para el equipo del Chacho Coudet es que se fue al vestuario apenas con un gol en contra.

Javier Pinola abraza a Milton Casco, partícipe del segundo gol Millonario.
Javier Pinola abraza a Milton Casco, partícipe del segundo gol Millonario.

La Academia trató de reinventarse para el complemento. Afuera Cristaldo y Cardozo, adentro Cvitanich y Zaracho. Pero River no le dio tiempo de acomodarse. Pelotazo de Armani, peinó Pratto para Borré, cruzó Saravia, pero la pelota quedó para el remate de Casco que se desvió en Saravia, pegó en el pecho de Donatti y se fue al fondo del arco.

Leé también:  D’Onofrio: “La AFA no defendió al fútbol argentino”

El marcador y el reloj fueron las urgencias que debió manejar Racing, que adelantó desordenadamente sus líneas y quedó expuesto al tercer gol local, que cerca estuvo de concretarse de no ser por Martín Arias o malos finales de las jugadas.

Después de un arranque de año con tres derrotas consecutivas, River hilvanó tres victorias en fila y se ilusiona con clasificar a la Libertadores 2020. Racing, y principalmente su entrenador, le erraron al planteo y este lunes, podrían tener compañía en la punta.

Síntesis River-Racing