El jueves unos 240 trabajadores despedidos se manifestaban en el frigorífico Penta hasta que los efectivos los desalojaron. El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires analizó la situación que derivó en 30 heridos y 5 hospitalizados graves por balas de goma. “La función de la Policía cuando hay un delito es reprimir, pero eso no puede hacerse de cualquier manera”, sostuvo.

 

El jueves, unos 300 efectivos desalojaron a los trabajadores del frigorífico Penta de Quilmes que estaban manifestándose frente a su espacio laboral por la falta de pago por parte la empresa.

Al ser consultado sobre la represión, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, sostuvo: “Lo de ayer fue una represión para hacer cesar un delito -ingresar a una propiedad privada que estaba judicializada- pero ello no puede hacerse de cualquier manera”, aclaró. “La orden era bien clara: no reprimir, pero no se cumplió”, sentenció.

Leé también:  Berni pasó por Almirante Brown, habló de la inseguridad y cuestionó a la Justicia
Así terminaron algunos trabajadores por las balas de goma y los palos.

“No somos indios salvajes que andamos con la boleadora”, apuntó, al tiempo que detalló que “la Policía tenía una orden judicial y tenía que hacerla cumplir, pero hacerlo bien”.

Los empleados se manifestaban para repudiar las recientes desvinculaciones de 240 trabajadores y reclamar el pago de los salarios adeudados de marzo. "Es impresionante, 300 policías para 240 familias que han perdido su trabajo, que no cobraron nada, la desesperación en medio de una pandemia. Además tiene una patota de 30 tipos dentro de la empresa”, dijo Angel, uno de los trabajadores. “Nosotros queremos que nos paguen el sueldo, nada más”.

Durante el desalojo que derivó en decenas de heridos. 

Luego de que la policía los reprimiera con palos y balas de goma, la Auditoria General de Asuntos Internos, que depende del ministro de Seguridad, desafectó al comisario y a los policías que actuaron en el hecho.

Leé también:  Quilmes: abrirán una ludoteca para desarrollar la imaginación de los chicos

“La decisión del gobernador (Axel Kicillof) es que, en casos como el de ayer, donde estaba la gente protestando en la puerta tranquila, no tiene por qué estar la Policía reprimiendo”, remarcó el ministro de Seguridad de la Provincia.

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, sostuvo: “No vamos a avalar jamás el uso de la violencia”, al tiempo que llamó a los dueños del frigorífico a “acatar la conciliación obligatoria”.

PARO NACIONAL DE FRIGORÍFICOS. El Fesitcara (organismo gremial que agrupa a los sindicatos de la carne) anunció un paro nacional de los frigoríficos en repudio a la represión sufrida por los obreros del Frigorífico Penta en Quilmes. Será el lunes 13.