El equipo de Merlo lo liquidó en la primera mitad, con goles de Hauche, Saja de Penal y Viola. Fue expulsado Morel.

rac_gol_2_50856

Racing vivió una fiesta al comenzar el clásico con mucha intensidad y ganarle finalmente a Independiente por 3-0 en Mar del Plata. Antes del minuto ya se puso en ventaja Racing, tras un largo pelotazo de Saja y un golazo de chilena de Hauche que sorprendió a todos. Y si ese golpe parecía terrible para Independiente, la patada de Morel Rodríguez a Villar que terminó con roja directa y lesión a los cinco minutos terminó de complicar el panorama para el Rojo.
A los 34 una infracción de Rodríguez a Hauche, la figura del partido, le dio la posibilidad a Saja de poner el 2-0 con un penal fuerte y alto. Demasiada ventaja en contra para un Independiente que hacía esfuerzos por llegar al arco rival con uno menos.
La frutilla del postre en la primera mitad la aportó Viola, empujando al gol un cabezazo de Ortiz para ampliar la ventaja.
El complemento estuvo de más, la gente de la Academia celebró y el Rojo se fue preocupado.