El actor confesó que le ofrecieron protagonizar “Matrix” y dio entender que pudo ser Neo, que finalmente quedó en manos de Keanu Reeves.

Brad Pitt confesó haber rechazado un papel en “Matrix”, una de las películas más icónicas de los últimos años, pero no se arrepiente de la decisión tomada en aquel momento.

"Tomé la pastilla roja", reveló, irónicamente, el actor haciendo referencia a la mítica escena de Neo y Morfeo en la película.

RESPONDIÓ UNA FILOSA IRONÍA.
RESPONDIÓ UNA FILOSA IRONÍA.

"Rechacé ‘Matrix’, es lo único que diré. No me ofrecieron la segunda ni la tercera, sólo la primera. Vengo de un lugar, quizá por mi educación, en el que si no recibí el papel, es que nunca fue mío. Y creo que nunca fue mío, sino de otra persona", explicó.

El actor, entrelíneas, parece referirse de esta forma al personaje de Neo, que encarnó finalmente Keanu Reeves y que, antes también, rechazó Will Smith.