La cantante quedó en el centro de una polémica mediática por unos afiches para la difusión de un nuevo tema. Mientras hay un total hermetismo, canceló shows y este martes tampoco estará en Villa María.

Jimena Barón quedó en el centro de la atención mediática después de la controversial campaña de marketing de su última canción y canceló los shows que tenía programados en General Roca y Villa la Angostura para el pasado fin de semana, ya que "no se siente emocionalmente en condiciones".

LA ARTISTA SE BAJÓ DE ESCENA.
LA ARTISTA SE BAJÓ DE ESCENA.

"(Barón) pidió asistencia psicológica y psiquiátrica. Luego de la evaluación profesional, le fue contraindicado realizar los próximos espectáculos", informó la productora Atelofobia.

Y concluye: "El hostigamiento, la violencia y las amenazas que involucran a Jimena y a su familia generan un amedrentamiento extorsivo y aterrador".

La situación comenzó con la viralización de una campaña de marketing en la que se podía ver a Barón posando al lado de un afiche con la estética propia de utilizan las redes de prostitución. La idea era promocionar el próximo corte de la cantante, que lleva por nombre "Puta".

Mientras que todo sigue en un riguroso hermetismo, la cantante también se bajó de la última jornada del Festival de Peñas de Villa María previsto para este martes y será remplazada por Los Caligaris.