Desde la Defensoría del Pueblo bonaerense señalaron que el aumento, que se definiría en febrero, responde a cancelar deudas empresarias a costa del bolsillo de los ciudadanos.
Un nuevo golpe al bolsillo se anunciará en febrero.

La Defensoría del Pueblo bonaerense rechazó el nuevo cuadro tarifario para las empresas eléctricas que funcionan en Buenos Aires. El aumento de luz que se definirá en febrero.

Desde el organismo que conduce Guido Lorenzino aseguraron que las empresas pretenden cancelar sus deudas a costa de los usuarios, por lo tanto se opone a que "cancelen el pasivo que mantienen con la mayorista CAMMESA”.

La intención del Gobierno bonaerense es autorizar a las distribuidoras a aumentar hasta el 50% el mes que viene.

Leé también:  Tarifazo: en junio volverá a aumentar el gas

En la Defensoría calculan que se trata de unos $20 mil millones de pasivo, de los cuales Edesur y Edenor deben entre $8 mil y $10 mil millones debido a que tras el aumento del costo mayorista en la producción, las empresas contrajeron importantes deudas con la mayorista.

“Los usuarios no son los que tienen que hacerse cargo del riesgo empresario mientras las compañías siguen obteniendo ganancias millonarias”, señalaron desde la Defensoría.