Los "chalecos amarillos" volvieron a copar las calles de París para reclamar contra el aumento en los combustibles. Los efectivos reprimieron y hay más 200 detenidos.

Crece la crisis social en París, Francia. Los “chalecos amarillos” protestan por la pérdida del poder adquisitivo y la suba del combustible y la Policía ya detuvo a más de 200 manifestantes.

Ayer se vivió la tercera jornada de protestas, tras las del 17 y del 24 de noviembre pasado, que se saldaron con disturbios y detenidos.

La concentración en el Arco del Triunfo, en la capital francesa, pronto se degeneró en enfrentamientos violentos con la policía, barricadas y quemas. Un edificio en la zona fue incendiado.

Leé también:  Con protestas frente al Congreso, le exigen a Macri la Emergencia Alimentaria

El saldo es de más de un centenar de heridos por el choque policial.

El fuego, en el Arco del Triunfo, en otra jornada de protesta.
El fuego, en el Arco del Triunfo, en otra jornada de protesta.