Trabajadores se manifestaron frente a una de las entradas del predio para denunciar el “desmantelamiento” de la actividad nuclear en la Argentina.

El conflicto en la Centro Atómico de Ezeiza parecería haber llegado a punto sin retorno. La empresa Conuar anunció nuevos despidos, que se efectivizarán a partir de este viernes, y trabajadores protestaron esta mañana frente al predio para visibilizar la situación y denunciar el “desmantelamiento” de la actividad nuclear en la Argentina.

Desde la cancelación del acuerdo con China, el Grupo Pérez Companc, accionista mayoritario de la compañía, comenzó a aplicar un programa de ajuste progresivo. A los retiros voluntarios y las cesantías de los trabajadores eventuales, le siguió la suspensión rotativa personal durante tres meses y ahora el despido de 45 empleados.

“Trabajadores con una antigüedad considerable dentro de la actividad. Algunos con una antigüedad superior a los 15 años y en muchos casos rondando los 30 años”, comentó Gustavo Soaires, de la comisión interna de Fabricación de Aleaciones Especiales.

Si bien aún no se conoce la lista definitiva, la mayoría de los damnificados, serían mano de obra calificada de la planta, ingenieros, técnicos y operarios.

Para los obreros, la reducción de personal “precariza las condiciones de alta exigencia que existen dentro de la rama”, según denunciaron.

Publicado por Pablo Corradi en Miércoles, 13 de noviembre de 2019

“La empresa está decidida a avanzar en un plan de reestructuración, sin esperar cuál será la política del nuevo Gobierno en el sector”, aseguraron los manifestantes.

Conuar (Combustibles Nucleares Argentinos) es una empresa que emplea a un total de 500 personas, entre técnicos, ingenieros y personal especializado. Provee elementos combustibles, vainas, tubos y un sin fin de componentes para el funcionamiento de las centrales nucleares de Atucha I y II y Embalse Río Tercero.

En un 64,43% está administrada por representantes del Grupo Pérez Companc, el 35,57% restante corresponde a funcionarios designados por el Estado nacional