La entidad monetaria tuvo que hacer frente por primera vez a una mayor demanda en el mercado mayorista. Los operadores se preguntan si será el inicio de una etapa alcista.
Es la primera vez en el año que el BCRA tiene que salir a hacer frente al aumento de la demanda.

Por primera vez en el año, el Banco Central tuvo que salir a vender alrededor de U$S50 millones para atender la demanda y frenar la suba en el segmento mayorista donde la divisa cerró 13 centavos por encima de la cotización del último viernes.

En un mercado con poco movimiento y reducidas operaciones a partir de los controles que se implementaron el año pasado el crecimiento en el flujo de compra sorprendió.

"El dólar mayorista comenzó a subir contra el peso lentamente, se mantuvo durante casi toda la jornada un poco más alto y no cedía ni con la venta de los exportadores, y faltando poco (para el final de la rueda) el BCRA colocó u$s 50 millones, como lo hace habitualmente cuando es demandado. Una orden genuina se operó en un par de minutos y se llevó la citada oferta", explicó Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios.

La divisa llevaba más de una semana sin variaciones en el Mercado Único Libre de Cambios (MULC), lo que permitió incluso a la autoridad monetaria comprar para engrosar sus reservas.

“La presencia oficial abasteció la demanda en forma sostenida hasta que casi sobre el cierre de las operaciones, puntuales ingresos recortaron parte de la suba y acomodaron los valores en los niveles vistos en el final de la sesión”, apuntó el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

El divisa, de esta manera, salió de un período de marcada estabilidad (en las últimas siete ruedas había cerrado a $59,82) y registró la mayor suba intradiaria desde diciembre pasado.

Quintana deslizó que "queda por ver ahora si esta reacción implica el fin de un ciclo o si por el contrario, sólo se trató de un salto de los precios producto de un circunstancial aumento de la demanda autorizada que se irá diluyendo en los próximos días".