Hicieron un receso en el verano para refaccionar el espacio de Centenario, pero por falta de alimentos aún no pudo reabrir y los vecinos lo necesitan.
en guido de franc 1052, centenario.
en guido de franc 1052, centenario.

La situación económica actual es tan complicada para todos los sectores que ni la ayuda solidaria da a basto para poder colaborar con los sectores más vulnerados y las ONGs cada vez reciben más personas, pero menos alimentos para poder abastecer a los vecinos que más lo necesitan.

El caso de la ONG Pies Descalzos es un ejemplo de lo que sucede actualmente en el país ya que tras hacer un receso por las vacaciones, aún no ha podido reabrir sus puertas por falta de insumos.

“Estoy muy triste porque ya no nos sirven ni hacer rifas o bingos porque la gente no tiene dinero para ayudar”, relató Susana Borda, la creadora y responsable de la institución ubicada en el Barrio Centenario de Banfield.

Pies Descalzos hace más de cuatro años que se dedica a ayudar a los que más lo necesitan, no sólo brindando la merienda, también dictaban clases de apoyo escolar y otros talleres para contener a la comunidad.

“Por suerte, Desarrollo Lomas me entregó leche y azúcar, pero ahora necesito galletitas porque el comedor recibe a más de 100 chicos y pienso que este año capaz que el número se incrementa”, señaló Susana, quien además agregó que en la institución ubicada en Guidi de Franc 1052, Centenario lo único que sí siguen entregando es la mercadería que les entrega el Mercado Central todos los lunes a las 17.30.

“También necesitamos voluntarios que puedan brindar clases de apoyo escolar para chicos de primario y algún peluquero que venga a cortar el pelo”, pidió Borda que contó que todos los días los vecinos le golpean la puerta para preguntar cuándo se reabre el comedor. Los que puedan ayudar con mercadería para la merienda o para ser voluntarios de la ONG, Borda pidió que se acerquen a la institución de lunes a viernes por la tarde: “Vengan, vean el lugar que está recién pintado, en condiciones, pero aún sin niños”, concluyó.