Ocho son menores y cinco, adultos, y ya fueron dados de alta. Esperan que con el correr de las horas aumente el número.
Aseguran que el número viene bajando.
Aseguran que el número viene bajando.

Ocho niños y cinco adultos fueron atendidos esta madrugada con lesiones leves provocadas por el uso de pirotecnia durante los festejos de la Navidad, aseguró Eduardo Strusi, jefe de Guardia del Hospital de Quemados, en el barrio porteño de Caballito.

"Hubo 13 personas lesionadas directamente por la pirotecnia, 8 menores y 5 adultos, pero fueron dados de alta", aseguró el médico, quien destacó que "afortunadamente fueron heridas leves por pirotecnia, lesiones superficiales en manos y en la cara".

Sin embargo, Strusi dijo que esperan que pueda elevarse la cantidad de pacientes luego del mediodía porque, en general, "suele llegar mucha gente que vive más lejos y que no pudo resolver bien las heridas".

Pese a eso, el jefe de Guardia remarcó que las estadísticas de afectados por pirotecnia se mantiene "estable" con respecto al año pasado.

"Y mirando años anteriores viene mermando la cantidad de heridos, principalmente por factores económicos y también por la la baja de la comercialización de pirotecnia clandestina", añadió.

Esta mañana, antes del parte, la jefa de Emergentología del Quemado, María Minio, señaló que "por suerte bajó muchísimo" el número de accidentados por pirotecnia en los últimos años.