La fiscal de la causa acusa a Mariana Gómez de resistencia a la autoridad y lesiones leves agravadas contra una oficial de policía cuando la detuvieron en Constitución. La defensa sostiene que esto es un caso de lesbofobia. El veredicto, se conocerá el 28.

Mariana Gómez, procesada por resistencia a la autoridad y lesiones graves al negarse al ser arrestada por haberse dado un beso con su esposa en la estación de Constitución en octubre de 2017, podría ir a prisión. La fiscal de la causa pidió dos años de cárcel.

"Esto es un caso de lesbofobia y no lo vamos a permitir”, dijo Rocío, la esposa de Mariana.
"Esto es un caso de lesbofobia y no lo vamos a permitir”, dijo Rocío, la esposa de Mariana.

La fiscal Diana Goral, en el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 26 de la Capital Federal, acusó a Mariana Gómez de resistencia a la autoridad y lesiones leves agravadas por ser contra un oficial de policía y argumentó que “para cualquier mujer es muy grave que le arranquen el pelo, porque tarda mucho en crecer y más en zona visible”.

Leé también:  Juzgarán a dos hombres acusados de haber violado a una joven a la salida de un boliche

La defensa de Mariana Gómez, a cargo de Lisandro Teskiewicz, pidió la absolución alegando que no existe ningún sustento en los hechos y que se trata de un caso de lesbofobia.

“Además de la pena, la mujer (por la fiscal) se dirigió a Mariana en más de una oportunidad como ´Mariano´y él imputado´. No hay dudas de que esto es un caso de lesbofobia y no lo vamos a permitir”, dijo Rocío, la esposa de Mariana.

La lectura del veredicto será el 28, justo el Día Internacional por el Orgullo LGTB.

Mariana fue detenida por agentes de la Policía de la Ciudad en el acceso al Centro de Transbordo de la estación Constitución el 2 de octubre del 2017. "Estábamos fumando en un lugar sin paredes donde no había carteles y había más gente fumando", había asegurado en su momento Mariana Gómez, quien detalló que, en esa situación, el agente de policía Jonathan Rojo se había dirigido a ella diciéndole: "Pibe, ¡apagalo!".

Leé también:  Pérez Volpin: piden cuatro años de prisión para el endoscopista

"Yo le aclaré que soy mujer, apagué el cigarrillo y me quise ir, pero él se me pone adelante y ahí tuvimos un encontronazo pero sin ni siquiera levantar la voz, tras lo cual me detuvo", había relatado la joven.