El hecho ocurrió anoche en Villa Diamante. Como parte de los operativos, fueron detenidos dos miembros de la banda que se cree que recibían la droga del norte del país para comercializarla en la zona Sur del Conurbano.
Los panes de marihuana tenían un kilo cada uno y estaban listos para su distribución.

 

Alrededor de dos toneladas de marihuana fueron secuestradas tras una persecución y un tiroteo en medio de un operativo realizado en la localidad de Lanús que terminó con dos delincuentes detenidos. Los investigadores creen que la droga llegaba proveniente del norte del país y se distribuía en distintos puntos de la zona Sur del Conurbano.

Todo comenzó anoche, poco después de las 22.30, en Villa Diamante, cuando agentes de la Delegación San Martín que estaban realizando tareas de vigilancia detectaron a una Toyota Hilux blanca que salía de un galpón ubicado en Boquerón y Coronel Sayos. Al comprobar la presencia de la Policía, el conductor de la camioneta intentó escapar.

Leé también:  Presentan el Mapa de la lucha contra el hambre en Lanús

“El hombre, al momento que emprendió la fuga, comenzó a disparar y salió a toda velocidad. Hubo una persecución y un tiroteo hasta que el vehículo chocó contra otro en Warnes, entre Rivadavia y Oliden. El delincuente intentó esconderse en una casa pero fue capturado al instante”, comentó un jefe policial de la zona.

Al inspeccionar la camioneta los oficiales hallaron cajas apiladas, con bolsas negras, que contenían panes de marihuana listos para la entrega de manera delivery.

Más tarde, como parte del mismo procedimiento, el resto de los efectivos que realizaban tareas de vigilancia cerca del galpón registraron que salía del lugar otra camioneta, una Ford 100, que manejaba un hombre de 40 años, que también fue detenido.

Leé también:  Entregan escrituras a más de 30 vecinos de Lanús

Durante un allanamiento al galpón se encontró una gran cantidad de droga oculta en bolsas de aserrín, en la parte de abajo de un semi de un camión. “A simple vista era muy difícil distinguirla, estaba bien escondida”, confiaron los investigadores que en el lugar encontraron una balanza y documentos que serían claves para el avance de la causa.

Cada pan de marihuana tenía un peso aproximado de un kilo cada uno, precisaron.

La causa  la instruye el Juzgado Federal 2 de Morón, a cargo de Jorge Rodríguez.