El técnico del Gasolero no se conforma con lo que están logrando. Apuntó que para los rivales enfrentar a su equipo es "una final" y aseguró que tienen la "obligación de ser protagonistas" y que están para "seguir creciendo".
Walter Perazzo se mostró conforme tras una nueva victoria y la ilusión va en crecimiento.

Temperley logró el quinto triunfo consecutivo y se sentó en la mesa de los equipos protagonistas de la Primera Nacional. Cinco triunfos en fila, una racha que no se daba desde 1999. Aquél año, el Gasolero ascendió vía Torneo Reducido. ¿Cómo no ilusionarse?

"La clave está en que hay un convencimiento entre cuerpo técnico y jugadores. El convencimiento contagió desde el jugador número 35 al número 1. Todos corren, todos luchan. El esfuerzo es compartido”, dijo el técnico Walter Perazzo en conferencia de prensa.

Leé también:  Temperley piensa en dos hombres de la casa para manejar las Inferiores

El camino desde la llegada del entrenador al banco abarca siete fechas, con seis triunfos y un empate. Un saldo de 10 goles a favor y apenas uno en contra. Con 24 puntos, Temperley -junto a Estudiantes de Río Cuarto- es uno de los escoltas del líder de la Zona A Atlanta, que mañana visitará a Deportivo Morón y luego recibirá al Celeste.

Siete partidos invicto arrastra el Gasolero que ya es uno de los escoltas de Atlanta.