La joven artista se instaló en la zona, donde vive su pareja y el papá de su hijo. Destaca el “espíritu” de pueblo, el verde y la esencia que conserva esta localidad.
“CALZADA NO ES LUGAR DE PUERTAS CERRADAS”, DICE “PEPA”.
“CALZADA NO ES LUGAR DE PUERTAS CERRADAS”, DICE “PEPA”.

Rafael Calzada cumple 110 de vida y para Josefina “Pepa” Córdoba, una prolífica y joven artista, que es una feliz calzadense por opción, las calles de esta localidad conservan esa esencia de barrio, que ya se fue perdiendo en otros puntos.

Pepa, de 33 años, se instaló en Rafael Calzada junto a Rodrigo Gavilán, de 34, su pareja, que también es artista y que es calzadense de toda la vida, “nacido y criado” en esas calles.

Ambos crían en este barrio a Pedro Inti, su primer hijo, que recién va por sus tres primeras semanas de vida y que según su madre “es un santo”, por la tranquilidad de su comportamiento.

“Preguntás y todos te dicen: ‘Conozco este carpintero, conozco a este plomero’”, ACOTA SOBRE CUESTIONES DE LA VIDA COTIDIANA.

“Soy de Adrogué y me mudé a Rafael Calzada, donde vive mi pareja. Calzada tiene un clima de pueblo, se vive de otra manera, como en una comunidad. No es un lugar de puertas cerradas, como pasa en otros barrios”, le comenta Pepa a La Unión sobre las virtudes de su barrio adoptivo.

También destaca que aún se conocen todos por ahí, tal como pasaba antes en todos los vecindarios. “Preguntás y todos te dicen: ‘Conozco este carpintero, conozco a este plomero’”, acota sobre cuestiones de la vida cotidiana de esta localidad del partido de Almirante Brown.

Para esta artista, Rafael Calzada también tiene como atractivo el hecho de que los locales comerciales siguen siendo los de los viejos tiempos, incluso conservan la estética de antaño.

Además, en los clubes de barrio todos se conocen desde años y son espacios habituales para los vecinos.

“La gente se conoce de toda la vida, sigue estando el médico de siempre, el carpintero. Las señoras del barrio vienen y te cuentan viejas historias de la gente del barrio. Hay un espíritu más pueblerino”, describe.

“La gente se conoce de toda la vida. Hay un espíritu más pueblerino.”

Para los árboles. Calzada sigue siendo un reservorio de casas bajas y de fondos con frondosas y añosas arboledas. “Tengo un patio enorme y un fondo con dos árboles de tilo y dos de palta. Tengo también mi huerta y vamos a poner un gallinero”, apunta.

Leé también:  Vecinos marcharon y pidieron justicia por el dueño del vivero y su empleado

Pepa y Rodrigo quieren que su pequeño Pedro Inti se críe en ese ámbito y siempre cerca del verde y de la naturaleza.

“Los dos tenemos la cultura de trepar árboles. De chicos siempre estuvimos jugando a la pelota, andando en bicicleta y tenemos un Polideportivo muy cerca. Queremos que Pedro también tenga esa posibilidad”, explica.

Todo es historia

Rafael Calzada fue fundada el 18 de julio de 1909, hace 110 años, en terrenos que pertenecían a Juan M. Monquat, Arturo Peralta Ramos, Carlos Fischer y Juan Chiossone, sucesores del doctor Calzada “en cuyo honor” se fundó la villa. La nueva localidad nacía con el nombre de Villa Calzada, denominación que mantuvo hasta 1956, en que, en virtud del Decreto Provincial Nº244, comenzó a denominarse Rafael Calzada.

Es la única población del partido de Almirante Brown que cuenta con la histórica ceremonia de la colocación de la piedra fundamental y Acta de Fundación. El nombre de la actual ciudad, “Rafael Calzada”, recuerda a Rafael Calzada Fernández, nacido en Navia, España, en 1864 y fallecido en Buenos Aires en 1929, cuyos restos mortales descansan en el cementerio local.

La ciudad actual

Rafael Calzada pertenece al partido Almirante Brown. Tiene una superficie de 12,2 km² y una población de 56.419 habitantes, según al censo 2001, lo que representa una densidad de 4.625 habitantes por km². Limita al Norte con José Mármol y San José; al Sur con Claypole y Burzaco; al Oeste con Adrogué, Burzaco y Mármol; al Este con Claypole y Solano, este último en Quilmes.

Leé también:  “El Club de la Pelea” cumple 20 años

El vecino ilustre

La piedra fundamental fue colocada en la Plaza 25 de Mayo, bendecida por Luis Duprat, vicario general de la Arquidiócesis de Buenos Aires, siendo padrinos Vicente Blasco Ibáñez y Celina González Peña de Calzada.

Precisamente, Vicente Blasco Ibáñez, nacido en 1867 y fallecido en 1928, fue un destacado novelista y periodista español.
Entre su producción literaria se destaca “Entre Naranjos”, “La Barraca”, “La Catedral”, “Sangre y Arena”, “Los cuatro jinetes del Apocalipsis”. Algunas de éstas fueron obras llevadas al cine y la televisión.

 

 

Juntos a la par

Pepa Córboba y Rodrigo Gavilán son artistas y sus caminos se unen en un par de proyectos.

Ambos integran el Dúo Rope, por la primera sílaba de Rodrigo y Pepa. “Yo canto y Rodrigo toca la guitarra. Hacemos tango y folklore, y ahora vamos a sumar temas de Silvio Rodríguez. El nombre del dúo es también por perro al revés, somos un poco perros”, dispara jocosa.

Los dos también son los organizadores de la milonga La Barunda, que tuvo múltiples ediciones en Cultura del Sur y en el Galpón de Diablomundo.

En esas tertulias, ambos se encargaban de la organización, de las luces, del sonido, de elaborar una sabrosa cocina casera y también salían a escena con sus canciones.

Actualmente, La Barunda entró en un pequeño “impasse” por el nacimiento de Pedro Inti, con planes concretos de regresar al ruedo en los escenarios de la región, donde transformaron este ciclo en un verdadero clásico.

Pepa Córdoba es Licenciada en Actuación en la Universidad Nacional de las Artes (UNA) y da clases de acrobacia. También ejerce la docencia en espacios de la región.