Los trabajos se realizan de manera conjunta entre ambos Municipios y por tramos para no complicar tanto la circulación vehicular en la zona. Los vecinos desde hace años venían pidiendo arreglos.
Las obras a la altura de José Mármol están avanzadas en un 70%.

La calle popularmente conocida como Divisoria, ubicada al límite de Lomas y Almirante Brown, siempre representó un dolor de cabeza para los automovilistas: está repleta de baches, posee sectores en los que el pavimento está destruido e incluso en algunos tramos la calzada directamente es de tierra, lo que hace complicadísimo circular por allí.

Sin embargo, en los últimos días parecería haberse puesto en marcha una solución: los dos Municipios se pusieron de acuerdo e iniciaron las obras para arreglar y repavimentar unas 40 cuadras de las casi 60 que dividen uno y otro Distrito. El proyecto incluye la construcción de cordones y cunetas, y mejoras hidráulicas para evitar inundaciones.

Leé también:  Comenzará a funcionar el primer Instituto de Formación Técnica de Brown

“En 30 de septiembre (también conocida como Divisoria) en el tramo que divide Adrogué de Turdera, se efectuaron trabajos de pavimentación desde Trejo y Sanabria hasta Vicente Fidel López, en la zona de las vías. Además se hizo una bocacalle a la altura de Cordero para hacer un desagüe en hormigón”, precisaron desde el Municipio de Almirante Brown.

En lo que respecta a la zona que divide las localidades de José Mármol de Temperley, se están efectuando trabajos de pavimentación en 30 de Septiembre desde República Argentina hasta Echeverría. Al igual que en la zona de San José, la carpeta asfáltica es de siete centímetros y se lleva adelante sobre suelo mejorado”, explicaron.

“La reparación que se está haciendo en este tramo es muy importante porque las calles estaban en muy mal estado. La obra en José Mármol se encuentra en un avance de 70%”, precisó la subsecretaria de Infraestructura de Almirante Brown, Gabriela Fernández.

Leé también:  Se viene la cuarta edición de la “Carrera X Todos”

Las obras significan todo un logro para los vecinos que desde hace tiempo venían reclamando arreglos. “Ya se pusieron en marcha y eso nos alegra mucho. Ahora esperemos que las continúen y las terminen. Esto es muy necesario, porque acá estaba toda estropeada la calle”, señaló Susana Fesquet, que desde hace 20 años vive en el barrio.

Para no interrumpir tanto el tránsito los arreglos se hacen por tramos. En otro frente de obra en el que se están haciendo trabajos es en la arteria Juan de Garay: allí se concretaron ocho cuadras de asfalto entre Donato Álvarez y El Tordo y siguen avanzando.

Estas calles eran todas de tierra de tierra y fueron pavimentadas, precisaron.