La medida de fuerza que tomaron los trabajadores de las líneas de colectivos 78,87,111 y 127 es en reclamo de más seguridad, luego de que un chofer fuera baleado en la mano durante un asalto.
El paro será hasta la medianoche.
El paro será hasta la medianoche.

Trabajadores de las líneas de colectivos 78, 87, 111 y 127 -pertenecientes a la empresa Los Constituyentes- cumplen este martes un paro de 24 horas en reclamo de más seguridad, tras conocerse que un chofer fue baleado anoche durante un asalto. El hecho de inseguridad ocurrió cuando la unidad circulaba por la localidad bonaerense de Villa Concepción.

La medida de fuerza, que afecta a estas cuatro líneas de colectivos que cubren diferentes recorridos entre la ciudad de Buenos Aires y el partido de San Martín, se extenderá hasta la medianoche, a la espera de una respuesta a la problemática.

Leé también:  Comenzó el paro de controladores aéreos y hay demoras en decenas de vuelos
así quedó la mano del chofer agredido.
así quedó la mano del chofer agredido.

La decisión que tomaron los trabajadores de la empresa de transporte se produjo tras una asamblea realizada luego de que Matías Pereyra, de 36 años y chofer de la línea 111, fuera herido de un balazo en su mano durante un robo ocurrido en su recorrido desde Munro hacia José León Suárez. Pereyra, que está fuera de peligro y será operado en las próximas horas, fue atacado por dos delincuentes que viajaban como pasajeros y esperaron a quedar solos para asaltarlo. El  hecho se produjo cerca de la medianoche.

Ante este suceso, el secretario gremial de la UTA, Luis Duperré, se quejó de que "cada vez se brinda menos seguridad" a los choferes de colectivo y reclamó más cámaras en las unidades, ya que "sólo el 15 ó 20 por ciento" cuenta con este dispositivo en el área metropolitana. "Los choferes estamos expuestos las 24 horas y tenemos hechos (de inseguridad) todos los días. Si no es en una zona, es en otra y en este último tiempo, cada vez se nos brinda menos protección", remarcó.