Una delegación que viajó al país brindó detalles sobre el accionar de las Fuerzas Armadas tras el golpe de Estado que terminó con el gobierno de Evo Morales.
Continúa la represión y las violaciones a los Derechos Humanos.

Una delegación de la Comisión de Ciudadanía y Derechos Humanos del Parlasur denunció que, tras el golpe de Estado que terminó con el gobierno de Evo Morales, en Bolivia hubo 32 muertos, 832 personas heridas y 1.513 detenidos en Bolivia durante los operativos de las Fuerzas Armadas.

La comisión también indicó que en el país hay "declaraciones, discursos y ataques de odio racial dirigidos a los pueblos indígenas del país, principalmente a sus mujeres y sus símbolos", y "graves amenazas, ataques físicos y a las viviendas de dirigentes sociales, funcionarios e integrantes de instituciones independientes del Estado".

Leé también:  Mueren dos nenas al volcar un micro con alumnos de una escuela de Benavídez

Mediante un comunicado, exigieron "la no participación de las fuerzas militares para reprimir las protestas sociales y políticas" y "el cese inmediato a la represión social, la persecución y los actos discriminatorios sobre los pueblos originarios".

La delegación que viajó a Bolivia la semana pasada estuvo compuespor los legisladores Cecilia Merchán, de Argentina; Ricardo Canese, de Paraguay; Carlos Reutor, de Uruguay; y Fernanda Melchionna, de Brasil. También expresaron su preocupación por la decisión del gobierno de facto de Jeanine Áñez de "perseguir a periodistas nacionales y extranjeros", como sucedió con varios equipos de televisión argentinos.