Los funcionarios, igualmente, ya aclararon que no habrá una propuesta superadora. Peligra el comienzo de clases.

A pocos más de una semana del comienzo del ciclo lectivo, el Gobierno bonaerense y el Frente de Unidad Docente (FUD) volverán a reunirse para intentar un avance en las negociaciones paritarias que comenzaron hace diez días.

En la última reunión, se vivieron momentos de tensión.

La administración de María Eugenia Vidal convocó a los gremios docentes bonaerenses a una nueva reunión en el ministerio de Economía, pero no dispondrá de una nueva oferta.

En esta oportunidad no están las primeras líneas sino que se trata de una reunión de la denominada «mesa técnica salarial», que sondea alternativas para que luego ministros y líderes sindicales puedan alcanzar un entendimiento.

Leé también:  Vidal valoró "el esfuerzo de los docentes" pero les descontará los días de huelga

El ofrecimiento de la gestión Vidal apunta a ajustar los salarios de los maestros durante todo el año según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que revela mes a mes el Indec, pero los gremios rechazan esta idea. Por eso, peligra el comienzo de clases.

El punto central del rechazo está en que la oferta no contempla el poder adquisitivo perdido por los cientos de miles de maestros el año pasado, cuando Vidal otorgó un incremento de sólo 32% contra una inflación del 47,6%.

«Hoy no es el ámbito en donde se hace una nueva oferta, la reunión de hoy es una mesa técnica en la que se debaten cuestiones como la composición del salario y demás, el ámbito donde el gobierno mejora sus ofrecimientos es en el mesa paritaria, que es muy posible que sea esta semana», precisó un vocero de Vidal.

Leé también:  Convocan a los docentes, pero adelantan que no mejorarán la propuesta

Los gremios también plantean una serie de situaciones que tienen que ver con problemáticas que se dan en el sistema educativo, como por ejemplo los serios problemas edilicios en las escuelas.